EAJ-PNV
Foto María Eugenia Iparragirre

Blog María Eugenia Iparragirre

Senatuko Euzko Legebiltzar Taldea

EAJ-PNV rinde tributo a las mujeres nacionalistas, “auténticas transmisoras” del ideario jeltzale

04/03/2017 | Publicado por: María Eugenia Iparragirre

‘Izan zinetelako gara”. “Porque fuisteis, somos”. Bajo este título han rendido el Euzkadi Buru Batzar y el Partido Nacionalista Vasco un sentido, emotivo y multitudinario homenaje a todas las mujeres nacionalistas que, a lo largo de los 122 años de vida de EAJ-PNV, han trabajado en favor de la formación jeltzale y de la causa vasca. Miles de mujeres que, en el acto celebrado en Sabin Etxea, han estado representadas por las más de 500 jeltzales que no solo han dejado pequeño el salón de actos de la sede de EAJ-PNV, sino también el hall y los aledaños. Amamas, madres, hijas y nietas. Cuatro generaciones de mujeres de EAJ-PNV, a las que Andoni Ortuzar se ha referido como “las auténticas transmisores del ideario jeltzale y del sentimiento nacionalistas en muchísimos hogares vascos”, se han dado cita en Bilbao para recibir el agradecimiento y el aplauso de todo el PNV por la labor que han desarrollado a lo largo de la historia de la formación nacionalista. Una tarea no siempre pública, ni valorada, ni reconocida, pero una labor titánica sin la cual EAJ-PNV no sería hoy lo que es: la fuerza hegemónica del nacionalismo vasco y la depositaria de la mayor cuota de confianza por parte de los y las ciudadanas de esta nación llamada Euskadi. Trabajo arduo en los batzokis, en el puesto de trabajo, en la calle o en el seno del hogar. Durante la Guerra Civil, en la clandestinidad, en la Transición o en la actualidad. Transmitiendo a sus hijos e hijas, a sus nietos y nietas, el ideario nacionalista; impartiendo clases de euskera, de bertsolaritza o de danzas; dedicando maratonianas jornadas para aliviar la precaria economía de las Juntas Municipales, ya fuera preparando tortillas o haciendo turnos de barra en los Batzokis; participando de forma activa en las campañas electorales, ensobrando el voto o pegando carteles por las calles. Todas ellas han sido hoy las destinatarias del reconocimiento y las protagonistas del acto.

El Euzkadi Buru Batzar ha elegido el entorno del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para celebrar este acto, en el que el tributo ha ido de la mano de la música, el humor y las emociones. En presencia del Lehendakari, Iñigo Urkullu, y de las presidentas del Parlamento Vasco y de las Juntas Generales de Bizkaia, Bakartxo Tejeria y Ana Otadui respectivamente,   Ortuzar y la presidenta del Bizkai Buru Batzar, Itxaso Atutxa, han pronunciado sendos discursos que han llegado al corazón de las homenajeadas. Se han proyectado además dos vídeos conmemorativos, uno con referentes históricos y el otro con los testimonios actuales de once mujeres jeltzales de todos los Herrialdes y de distintas generaciones. Los actores Anjel Alkain (caracterizado como Maikrux) y Hasier Ormaza (en el papel de su hermano Basilio) han arrancado una carcajada tras otra. Naia Robles, acompañada de dos guitarras, ha obsequiado a las presentes con tres canciones preciosas. Coincidiendo con su actuación, Urkullu, Ortuzar, Tejeria, Atutxa y doce militantes de Euzko Gaztedi han hecho entrega de una flor conmemorativa a las asistentes.

Ortuzar ha iniciado su breve intervención, en el que ha reivindicado el papel de “transmisoras del nacionalismo” que históricamente han desempeñado las mujeres de EAJ-PNV, con un poema de Joxean Artze. Itxaso Atutxa, presidenta del Bizkai Buru Batzar, ha cerrado el acto con un discurso en el que se ha sumado al sentido agradecimiento brindado por Ortuzar a todas las mujeres de EAJ-PNV. Atutxa ha puesto en valor la labor y el compromiso de todas y cada una de ellas, que con su trabajo y dedicación, “a veces invisible pero siempre impagable”, han contribuido a desarrollar el proyecto de EAJ-PNV. “La visibilización de las mujeres en los cargos internos y externos del partido ha continuado” y “lo va a seguir haciendo todavía con más presencia, reconociendo un papel que nos toca asumir como signo de organización plural, igualitaria, en la que las oportunidades sean idénticas para hombres y mujeres”, ha asegurado. Atutxa, primera mujer que preside el BBB, ha revalidado el compromiso de EAJ-PNV por avanzar por la igualdad efectiva, “igualdad que se demuestra también en nuestra sociedad, donde las mujeres recuperamos el espacio que nos ha sido usurpado y negado durante siglos por una cultura forjada por los hombres y para los hombres”. La burukide vizcaína se ha declarado convencida de que con más mujeres en los primeros niveles de responsabilidad del mundo, “las cosas marcharían mejor”. “No hay sociedad justa posible sin la participación activa en igualdad de la mitad de su población”. También ha recordado que, si bien son muchos los avances conseguidos en materia de igualdad, todavía hay deberes pendientes en el “espacio público y en el privado; en los roles sociales y en el protagonismo de grupo”. La líder jeltzale ha enumerado los principales deberes pendientes: “una solución efectiva y duradera a la brecha salarial;  la conciliación o la coparticipación igualitaria en las responsabilidades familiares comunes; la igualdad real en el mundo de la empresa y de la representación pública” y, de forma urgente, “acabar con la terrible lacra de la violencia machista contra las mujeres”. Para todo ello, solo hay un punto de partida: el trabajo conjunto entre mujeres y hombres. “Con equidad de género; con respeto; construyendo sociedad”, ha concluido.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Desarrollo sostenible; un objetivo más allá del de una cámara fotográfica

23/02/2017 | Publicado por: María Eugenia Iparragirre

En la sesión plenaria de ayer en el Senado pudimos debatir sobre una moción de las que muchas veces son denominadas como moción-foto; o, lo que es lo mismo “moción postureo”; ese término tan usado últimamente para definir aquello que se hace para ser más popular, para seguir la corriente pero sin reflexionar sobre el detalle.

Esa moción reclamaba/proponía crear una ponencia de estudio dentro de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo para definir, elaborar y coordinar la estrategia para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Desde nuestra posición pusimos en valor la importancia que tienen las comunidades locales y territoriales para implementar las políticas públicas necesarias para cumplir con los 17 objetivos que definió la ONU en 2015. Esta agenda brinda una oportunidad excepcional a las comunidades y autoridades locales, autonómicas e internacionales de trabajar juntas sobre bases nuevas e innovadoras, centradas en los derechos humanos y en los pueblos que promueven la gobernanza a varios niveles, así como el desarrollo territorial. Defendimos en la cámara que el empoderamiento de las instituciones territoriales es fundamental para implementar estos objetivos humanistas.

Esta nueva agenda que se puso en marcha hace ya dos años, es una agenda universal, transversal, integral e indivisible. Este es el valor añadido de la Agenda 2030; y casa a la perfección con la visión de nuestro grupo, partido y también de la sociedad que construimos día a día. Dejando atrás la visión de ricos-pobres; norte-sur y apostando por eliminar la desigualdad entre las sociedades, erradicar el hambre, y la igualdad de género, entre muchos otros retos.

Las instituciones vascas, lideradas desde el Gobierno Vasco, ya están en marcha; analizando cuál es la realidad, dónde hay que incidir y cómo, alineando las políticas públicas con la Agenda internacional.

Plenoan talde parlamentario guztiak izan ginen ekimenaren alde; argazkian atera ginen. Baina guk argi utzi nahi izan genuen, argazkia ODSak betetzen direnean aterako dugula; ez da “postureo” argazkia izango; bidezko gizartea eraiki dugunaren harrotasuna erakusten duen argazkia baizik.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Pedagogía de la labor política

30/01/2017 | Publicado por: María Eugenia Iparragirre

La semana pasada volví, por un momento, a mi profesión… Si bien es cierto que en el aula los alumnos eran más creciditos de lo que yo estaba acostumbrada. A ellos y a ellas les reconocí, nada más comenzar mi alocución, que mi profesión vocacional es el ser “educadora”; esa es la labor que he desempeñado en el Colegio El Pilar Compañía de María de Irun, aunque ahora, desde mi puesto de trabajo indefinido tengo ocasión, gracias a una excedencia para ocupar un cargo público, de poder disfrutar de esa otra labor que también siento como vocacional, que es la política.

Y precisamente para hablar de política acudí al Centro Nazaret de Donostia. La génesis de esta, llamémosle, charla surgió de una clase en la que, tratando el tema de las Instituciones,  llegaron a hablar de las funciones del Senado. Como era de esperar, cierta dosis desconocimiento aderezada con la pertinente demagogia que en los medios de comunicación se vierte habitualmente sobre las funciones del Senado y el trabajo de quienes allí ejercemos nuestra labor, fueron la tónica de esa clase.

Me cuenta una testigo -de total confianza- que todo cambió al descubrir la profesora que entre el alumnado se encontraba la hija de una senadora -una servidora-, y a partir de ahí cambió el tono de las intervenciones. Todavía no sé por qué salieron aquellas palabras de mi boca, pero cuando mi hija Miren me contó lo ocurrido en esa clase le dije: ¿quieres que vaya a contarles lo que quieran saber?

Sin casi darme cuenta, allí estaba, el pasado jueves, a las 8:00 de la mañana, en el citado Centro Nazaret. Aunque no era un grupo muy numeroso, debo decir que para la hora que era y con la semana ya avanzada, todos mantuvieron la atención a lo que es explicaba; quizá la novedad del formato ayudó a ello; ya se sabe, que todo lo que salga del día a día del calendario lectivo es bien recibido por el alumnado.

Preparé un Powerpoint claro y sencillo; claro, para que entendieran la arquitectura institucional y la labor del Senado, y sencillo para que no se durmieran. El segundo objetivo, lo conseguí, aunque no sé si puedo decir lo mismo del primero. Tal y como les dije, “quería que después de esta sesión tuvierais otra imagen de lo que es la labor política, más allá de lo que los medios de comunicación se empeñan de trasladar”. Aunque, a fuerza de ser justa, tampoco voy a trasladar toda la responsabilidad de la negativa imagen del Senado en el mensajero, ya que la experiencia ha demostrado una y otra vez la necesidad de una reforma de las funciones de la Cámara Alta.  

Me he empecinado en llevar adelante una campaña de pedagogía de la labor política. Siendo muy consciente del peso de todo lo que va en contra de ello; estoy convencida de que explicar en qué consiste nuestra labor del día a día ayudará en que poco a poco se entienda. Y esa es una labor de día a día, de granito de arena en granito de arena, de comentarios con amigas tomando algo, de esas explicaciones  al vecino cuando te ve llegar con la maleta…  

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Porque no se lo merecen

13/01/2017 | Publicado por: María Eugenia Iparragirre

Ayer tuvo lugar la comparecencia de la Ministra de  Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la Comisión de Igualdad del Senado, en la que participé  como portavoz del Grupo Parlamentario Vasco.

Entre otras muchas cuestiones se abordó el tema de la Trata de Personas con Fines de Explotación Sexual, sobre la que quise compartir una reflexión. Considero que como representantes, como administración y como sociedad, no somos del todo conscientes de las dimensiones de una de las mayores barbaridades del siglo XXI.

Según el Protocolo Contra la Trata de las Naciones Unidas, la Trata de personas es la acción de captar, transportar, trasladar, coger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobra otra con fines de explotación. El caso que nos ocupa, no siendo la única forma de Trata, se da cuando la finalidad del sometimiento de la víctima es la explotación sexual.

Según lo expuesto, observamos que el consentimiento, base de cualquier relación contractual válida en derecho, no es libre. Por lo tanto, está viciado por haber suprimido la autonomía de la voluntad de una de las partes.

Dejando los tecnicismos de lado, esta cuestión es una violación de derechos de las personas víctimas de ella, puesto que son obligadas a prostituirse.

En mi reflexión trasladaba, tanto a la Ministra como a mis compañeros de Comisión, la obviedad de que si la trata existe y cada año va en aumento, es porque es un negocio que tiene demanda. Los explotadores se lucran y los clientes pagan por unos servicios que han elegido disfrutar.

Relacionado a lo anterior, también trasladaba la pregunta de qué estábamos haciendo, como servidores públicos, para terminar con este crimen y en la concienciación de la sociedad. Y es que me llamo la atención, y mucho, un artículo publicado en el Huffington Post el 8 de enero, titulado “Porque te lo mereces”. Denunciaba la existencia de un cartel en la carretera N340 de Málaga, a la altura del acceso a la Autovía del Mediterráneo, de un club de mujeres para hombres. El club, llamado New Scandal, se define como “Gentlemen´s Club” y su eslogan, el gancho utilizado para atraer clientes es “porque te lo mereces”. Parece ser que el cartel lleva ya un tiempo luciendo en ese lugar.

No entraré a debatir si la prostitución está bien o mal, si la que se hace por voluntad es realmente libre o está condicionada de alguna forma o  si hay que regularla o abolirla. Mi intención es cuestionar el mensaje que se traslada, o dejamos que se traslade, a una sociedad entera con carteles como este.

Si tomamos la demanda como principal motivo de existencia de la Trata, decir al cliente que  se lo merece no ayuda, en absoluto, a terminar con ella. Por supuesto que el cliente no tiene por qué saber si los servicios por los que paga son consecuencia de Trata o no, pero debería ser consciente de la existencia de la problemática y que con su conducta está perpetuando su existencia. Decirle que se lo merece no hace más que afirmar sus actuaciones, dejarle libre de cualquier inquietud moral que se le pueda plantear, y además, animarle a hacerlo.

Debemos hacer que la conciencia por este problema llegue a todos los sectores de la sociedad, porque las víctimas, como mínimo, se merecen que nos cuestionemos si nuestras acciones repercuten en su mantenimiento.

Debe saber el cliente que, según datos oficiales, en España entre 30.000 y 40.000 mujeres son víctimas de esta Trata, alrededor del 30% de todas las mujeres que se dedican a la prostitución. Que la Fiscalía de Extranjería detecta entre 1.300 y 1.400 casos de trata al año. Que también hay constancia de la existencia de niños y niñas como víctimas. Que en España los clubes de alterne son los lugares en donde las mujeres tienen mayor riesgo de caer en las redes de Trata o que solo en 2015 unas 14.000 mujeres pudieron caer en sus redes.

Sé perfectamente lo que establece el artículo 20 de la Constitución Española, como sé muy bien también que los derechos fundamentales encuentran sus límites en los demás derechos fundamentales. Y creo que algo debemos hacer para eliminar este tipo de mensajes de la vida pública.

La trata en España mueve 8,3 millones de euros al día según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. 8,3 millones de euros al día destinados a mafias y redes que se lucran  explotando sexualmente a personas (mujeres en su inmensísima mayoría).

Si a los clientes, en vez de decirles que se lo merecen les dijéramos que, según las estimaciones oficiales, en uno de cada tres servicios que compran están con una víctima de Trata, que están haciendo uso de los servicios de una persona que no ha decidido estar ahí dándole ese servicio, probablemente las cifras serían mucho menores.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Mi participación en el Intergrupo Parlamentario sobre población, desarrollo y salud reproductiva

22/12/2016 | Publicado por: María Eugenia Iparragirre

Con el arranque oficial de esta  XII legislatura, también se están reiniciando los órganos menos conocidos de la labor parlamentaria. Tal y como me animó Aitor Esteban, participé por primera vez en el Intergrupo Parlamentario sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva, cuyo principal objetivo es la universalización del derecho a la salud.

Creado a partir de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo celebrado en El Cairo en 1994, y la IV Conferencia Mundial sobre las Mujeres en Beijing (1995), este Intergrupo a nivel estatal lleva ya casi dos décadas a pleno funcionamiento.

Buscando hacer el acceso a la salud sexual y reproductiva y el libre y completo ejercicio de los derechos sexuales extensibles a toda la población mundial, el ámbito de actuación del Intergrupo se basa en reuniones periódicas, encuentros con personas expertas, jornadas formativas y viajes de estudio para analizar las diferentes problemáticas en terreno, entre otros.

Cada parlamento tiene la potestad de  crear este tipo de grupos de trabajo sobre una temática concreta, por lo que este que abarca todo el estado español no es el único existente. Amaia Arregi, nuestra parlamentaria en Gasteiz, es perteneciente al Intergrupo sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva del País Vasco. Recientemente ha realizado un viaje de estudio a Kirguistán, donde ha conocido la situación del acceso a los servicios de salud reproductiva y a los derechos sexuales en el país.

Decía Iñaki Anasagasti, miembro del Intergrupo en el pasado, que “no había nada como un trabajo de campo yendo al campo”, y que tampoco había “nada como ver, palpar, oler, sentir, oír y hacerlo de cerca, en relación con la injusticia, la miseria, la esperanza y la fe en un destino mejor”.

Así pues, y como la militancia en pro de los derechos humanos no entiende de fronteras, me embarco en esta nueva aventura, esperando poder llevarla a cabo con la misma ilusión y entusiasmo que con la que la emprendo.

LEER ARTÍCULO COMPLETO