Los ‘tontos’ por ciento

08/06/2017 | María Eugenia Iparragirre

rss Ezagutzera eman
Los ‘tontos’ por ciento

DESCARGAR IMAGEN

Dudo mucho que las niñas y niños que viven en la infortunada zona que se conoce como el ‘Cuerno de África’ entiendan de las mociones o enmiendas, ni de infinitivos o gerundios que hacen dudar de si estamos actuando ya o aún no, ni de presupuestos o de tantos por ciento. Probablemente, sus procesos mentales no les permiten ya entender nada, sobre todo que se estén muriendo de hambre y no tengan qué comer.

Sin querer caer en la demagogia o el melodrama, quisiera recordar los datos aportados por la Agencia de la ONU para los refugiados, Acnur, que alertó el pasado mes de abril sobre el riesgo de muertes masivas como consecuencia del recrudecimiento de la hambruna en los territorios de Somalia, Yibuti, Eritrea y Etiopía, así como en Yemen y en Nigeria; advierten que esa crisis humana podría ser incluso peor que la que se sufrió en 2011 cuando en la región africana murieron 260.000 personas.

Acnur hizo una petición solicitando financiación, al igual que lo hizo la Cruz Roja, para impedir esa catástrofe humanitaria; también el subsecretario general para los Asuntos Humanitarios de la ONU solicitó 4.400 millones de dólares antes de julio para tomar soluciones lo antes posible. La respuesta: desde que se hiciera la solicitud han recibido entre el 3 % y el 20 % de lo requerido.

Esta semana nuestro Grupo ha presentado una moción a la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo emplazando al Gobierno del Estado a que dé respuesta a esta petición y se implique de manera firme, con apoyo material, humano y económico; una iniciativa que ha sido aprobada por todos los Grupos. Se trata de un primer paso que habrá que ver si el Ejecutivo tiene en cuenta  y qué financiación destina para ello.

Sería sencillo caer en la demagogia y comparar, como se hizo en la comparecencia del Ministro, la inversión que dedica el Estado a las crisis humanitarias y la que destina a la OTAN, pero sí es verdad que tal vez deberíamos revisar cuáles son nuestras prioridades. Las niñas y niños que viven en el ‘Cuerno de África’ se mueren de hambre, y no entienden ni de OTAN, ni de mociones, ni de gerundios, ni tampoco -parafraseando a Sabina- de los “tontos por ciento del cuento del ‘bisnes’”.