A ti, potencial violador

07/07/2017 | María Eugenia Iparragirre

rss Ezagutzera eman
A ti, potencial violador

DESCARGAR IMAGEN

Me dirijo a ti, potencial violador, en estos días en los que volvemos a tener noticia de varias agresiones sexuales y ahora que estamos en periodo estival y festival en el que se disparan este tipo de despreciables actos que, tampoco hay que olvidarlo, no dejan de producirse durante todo el año.


Me dirijo a ti para pedirte que dejes en paz a las mujeres. Tal vez aún no has tenido la ocasión propicia para llevar a cabo ese ataque que ronda en tu sucia mente, quizá eres un buen chico que ni siquiera sabe aún que un día llegará a ser un ser tan despreciable como para ser capaz de violar a una mujer; a violar su cuerpo, su voluntad y su futuro.


Me dirijo a ti con la esperanza de hacerte entender que esa vecina tuya viste de esa manera porque es como le gusta hacerlo y se siente más cómoda, que esa chica que se ha sentido atraída por ti y te lo ha demostrado besándote no tiene porqué querer tener relaciones sexuales en ese momento, que la desinhibición que producen las fiestas y lo que se consume en ellas no implica que se dé vía libre a todos los deseos que surjan a propios y, menos aún, a extraños.


Me dirijo a ti para pedirte que dejes en paz a las mujeres y para que empieces a respetarlas como iguales a ti que son. Me gustaría que lo hicieras convencido por los argumentos que te he expuesto anteriormente o por otros muchos más elaborados que habrás escuchado en decenas y decenas de campañas que innumerables agrupaciones y entidades han realizado y lo siguen haciendo, pero me bastaría con que, simplemente, lo hicieras. Con que no agredieses a ninguna mujer.


Como tal vez no quieras hacer caso a las más que suficientes razones que te he expuesto, o tal vez no hayas puesto atención porque aún no sabes que tú serás uno de esos seres despreciables a los que aludía, voy a apelar a tu egocentrismo para recordarte que también tú serás una víctima de una situación de la que tú serás el único responsable, el único culpable: recuerda que serás detenido, que tu familia y tus amigos se avergonzarán de ti, que toda tu vida deberás llevar ese estigma sobre ti, algo que condicionará tu futuro, por eso que tú, solo tú, has decidido que tenías derecho a hacer, aunque no fuera cierto. Tal vez tengas suerte y no te descubran; entonces, si tuvieras conciencia, deberías vivir el resto de tu vida con ese secreto y esa culpa sobre ella.


Me gustaría que no violases a ninguna mujer porque eres consciente de que somos personas, que merecemos todo el respeto, que te gustaría disfrutar de nuestro amor y no solo de nuestro cuerpo sin deseo… Si no fuera así, me conformaría con que lo hicieras por tu propio bien. Sé que no es gran cosa, pero estoy segura que a la mujer, a la chica a la que hubieras violado le dará igual no saber cuál de las razones ha servido para no haber visto violada su intimidad, traicionada su confianza, ultrajado su cuerpo o destrozada su vida.

Alderdi Eguna 2017