Aylanes anónimos

02/09/2016 | María Eugenia Iparragirre

Hoy se cumple un año de la publicación de la fotografía de Aylan, el niño kurdo ahogado en la costa de Turquía. Una foto que removió las conciencias de todo el mundo y que parecía que sería un punto de inflexión en las políticas de los países europeos en relación al drama de los refugiados que huían de la guerra y la violencia en oriente medio. Ha pasado todo un año y los refugiados siguen huyendo de la guerra, los países europeos han endurecido aún más los acuerdos migratorios y, lo que es peor, 423 niños (además de miles de adultos) han muerto en aguas del Mediterráneo.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Quiénes resuelven las papeletas

15/06/2016 | María Eugenia Iparragirre

Me imagino que para ahora ya habréis recibido en vuestros buzones las papeletas de voto de los diferentes partidos. En ellos aparecerán los nombres de los candidatos y candidatas de cada formación. Como habréis podido comprobar, en ellos no aparecen ni Mariano, ni Pablo, ni Pedro, ni Albert… Ellos no aparecen. Los veréis por televisión, a todas horas, pero no en vuestras papeletas.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Esto no va de fútbol

24/05/2016 | María Eugenia Iparragirre

¿Qué les parecería que la Real Sociedad dejara ganar al Barcelona en sus dos partidos de la Liga de fútbol para facilitar que estos ganen el campeonato? Si el Eibar hiciera lo mismo, serían ya 12 puntos asegurados; y ya con los del Athletic, hasta 18.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Txoria dut maite

05/05/2016 | María Eugenia Iparragirre

“Hegoak ebaki banizkio nirea izango zen, ez zuen alde egingo, baina honela ez zen gehiago txoria izango eta nik txoria nuen maite”. Zenbat eta zenbat aldiz kantatu edota entzun ote ditugun Mikel Laboak musika jarri zion Joxean Artzeren askatasunezko bertso honen doinuak.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Andar y leer

23/04/2016 | María Eugenia Iparragirre

Ya casi no lo recuerdo, pero supongo que aún sería una adolescente, cuando los días eran largos y tenía tiempo incluso para aburrirme; algo que entonces odiaba pero que ahora echo de menos. Algo parecido me ocurre con la lectura; que casi no recuerdo cuándo fue la última vez que me enfrasqué en un libro hasta llegar a perder la noción del tiempo. El trabajo, la familia y otras obligaciones que vas adquiriendo a lo largo de la vida te introducen en una vorágine que exprime los minutos hasta consumir los días. Noticias, informes, mociones o leyes acaparan mi lectura diaria, aunque siempre encuentro un hueco para zambullirme en un buen libro.

LEER ARTÍCULO COMPLETO